Masiosare agencia de noticias

Masiosare
Donald Trump con sus hijos Don e Ivanka (Imágen de Douglas Gorenstein, NBC) - Foto: Agencias

Más allá de la twitósfera: nuevo personaje de la familia Trump

Llegó el día de la elección en Estados Unidos, mientras sabemos de los resultados, la otra pregunta es: ¿Dónde está Ivanka Trump?; después de la primera victoria del magnate, se convirtió en la más poderosa, hoy, no aparece

POR: Estefanía Capdeville, Visitas: 204

Publicado: 03/11/20 07:23

 

¡Ya llegó el 3 de noviembre! Día de las elecciones en Estados Unidos y, mientras esperamos los resultados de las votaciones -los cuales podrían tardar hasta el 8 de diciembre legalmente- me gustaría poner sobre la mesa un tema que considero no ha recibido suficiente atención: la desaparición de Ivanka Trump durante la campaña de reelección de su padre.

¿Por qué llama la atención? recordemos que en la campaña de Donald Trump en 2016 uno de los temas que más resonaba durante esos tiempos era la violencia de género, con Hollywood denunciando a través del movimiento Me Too y la candidata demócrata Hillary Clinton. En medio de todo esto salieron varios testimonios de mujeres que habían sido violentadas por Donald Trump así como sus escándalos con sus matrimonios y divorcios mediáticos.

Naturalmente, la respuesta de la campaña de Trump fue intentar hacer ver al candidato como un hombre de familia. El problema fue que su esposa Melania Trump no es una persona muy cercana con la prensa -entre otras cosas- por lo que la figura femenina fue la hija favorita: Ivanka Trump.

Ivanka funcionó para darle al candidato Trump una imagen más familiar además de que se volvió muy poderosa dentro de la Casa Blanca junto con su esposo, Jared Kushner, quien se convirtió en uno de los principales asesores de Trump. Sin embargo, el objetivo principal, que era mostrar a Trump como un hombre respetuoso con las mujeres, fracasó rotundamente cuando Trump comentó que, si no fuera porque Ivanka es su hija, saldría con ella.

Después de ese comentario incómodo, Trump ya como presidente cerró su círculo y entre las pocas personas involucradas en todas sus decisiones se decía que siempre estaban Jared Kushner e Ivanka. Sin embargo, de unos meses para acá el matrimonio poderoso parece haberse desdibujado y dado un paso atrás.

Durante la campaña de reelección 2020 el principal compañero de campaña de Donald Trump ha sido su hijo Donald Trump Jr, mejor conocido como Don.

Lo primero que supimos de Don fue que estuvo involucrado junto con Jared Kushner y Paul Mananford en la trama rusa. Al parecer, Don estuvo a cargo de concretar una reunión en Ucrania en donde el gobierno ruso, a través de intermediarios, les ofrecieron información para perjudicar a Hillary Clinton. Cabe mencionar que Paul Mananford ya está en la cárcel.

Lo siguiente que supimos de la vida de Don fue que se divorció en medio del escándalo -igual que su padre- y ahora es pareja de la presentadora de Fox News Kimberly Guilfoyle. Además de su vida personal, Don ha ido creciendo en la política pues es comentarista de sitios de noticias pro Trump y continuamente asiste a rallies del ala más radical del Partido Republicano.

Y aquí está su utilidad en la campaña. Don ha sido utilizado por la campaña de su padre para acercarse y hacer presencia en los sectores más radicales del trumpismo. Como por ejemplo, ha sido el vocero principal en negar la emergencia por covid, utilizando argumentos como que más personas mueren de gripe, que en Estados Unidos hay tantos casos porque hacen muchas pruebas y acusando a Joe Biden de querer “encerrar” a las personas y quitarles sus libertades con la excusa de combatir la covid. Incluso Twitter restringió la cuenta de Don después de que publicó un video en contra del uso de cubrebocas.

Y lo peor: la semana pasada Don estuvo haciendo campaña en uno de los Estados Columpio, Nebraska, y publicó en su Instagram una foto junto a un anuncio que decía “Don Jr. 2024” aunque aclaró que era una broma, lo mismo pensábamos de su papá y miren…

Y para finalizar, mi lectura es que durante esta campaña de reelección tan reñida, la decisión de poner el reflector sobre Don para movilizar a las bases trumpistas y radicalizar aún más a su electorado. Y de paso, Donald Jr. está aprovechando el reflector para hacer su propia carrera política y convertirse en un actor político todavía más radical que su padre. Mi predicción es que llegó para quedarse.

Y mientras tanto, sigamos esperando que la jornada electoral continúe sin disturbios ni problemas. Pero también vayámonos preparando porque, incluso si esta noche Donald Trump no logra la reelección, su familia ya está pensando en su futuro político y, si de algo podemos estar seguros, es que el trumpismo no se va a acabar pronto.

Para más ideas inconexas, en @yeyicapdeville