Masiosare agencia de noticias

Masiosare
El jefe del Ejecutivo mexicano Andrés Manuel López Obrador, al asumir la presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas - Foto: Presidencia

México en Naciones Unidas

Al asumir la presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, López Obrador habló de fraternidades en medio de una realidad de violencia propia

POR: Aleida Alarcón, Visitas: 207

Publicado: 12/11/21 09:10

 

México ha participado en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en tres ocasiones, 2002-2003 periodo del presidente Vicente Fox; en el 2009-2010 con Felipe Calderón y ahora en el 2021-2022 con Andrés Manuel López Obrador.

Siendo miembro no permanente, tiene la posición de ser considerado para pertenecer y presidir este consejo; que es una de las agendas más importantes del mundo y en la cual se cumpla su objetivo sobre mantener la paz y la seguridad mundial.  El país está en la mira universal por la participación que realizo el ejecutivo frente a los 15 miembros de este consejo, resaltando y aprovechando el espacio para proponer sus cosmovisiones utópicas.

El discurso de AMLO en el recinto internacional, dejó visto que la visión del representante del estado mexicano es humanista y de fraternidades, versó como si estuviese sentado entre mandatarios que luchaban por levantar su país después de la devastación de la guerra. No considero que estaba sentado en un grupo de países globalizados y que también buscan la fraternidad a través de las armonías de las competencias económicas sanas.

Al citar al presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt, “Una vida libre y sin miserias” nos hace ver que coincide con terminar con la hambruna mundial; que el tiempo está coartando las oportunidades humanas por ser un mundo sobre poblado, y que estamos en desigualdad como nunca visto, refiriendo que los más ricos del mundo tienen la obligación moral de aportar y coadyuvar en la decadencia humana sobre la pobreza, un tanto aspiracionista, porque esas 1000 empresas que representan a las familias más ricas del mundo, tienen sus propios sistemas de contribuir a través de sus fundaciones y agendas filantrópicas que no esperan a que se les convoque.

También fue acertada la exposición que el presidente puso sobre la mesa del consejo al hablar de la corrupción mundial, como fenómeno de descomposición social; ya que la impunidad que tienen en distintos niveles los países en el mundo generan el circulo creciente de los poderes trasnacionales, teniendo como incentivos esos paraísos fiscales que el propio AMLO cita en su discurso denominándolo “enriquecimiento inmoral". 

Y es que hablar de poderes trasnacionales, es hablar del narcotráfico de México, actividad ilícita hoy convertida en empresa mundial que lastima toda sociedad y que el mismo presidente cita al hablar de la corrupción como principal problema del planeta: “que lo abominable parezca negocio aceptable”, una expresión que debilita su figura; porque es precisamente el país, donde se genera este mercado de violencia y corrupción, hoy a nivel mundial hecho por bandas criminales mexicanas mermando a muchos sistemas en el mundo.  Es como si el presidente de los estados unidos hablara de los derechos humanos de la ciudadanía a cargo de sus policías, sabiéndose que tienen corporaciones policiacas que no tienen el más mínimo intento de respetar los derechos de cada individuo en ese país y que es de las peores calificades en este tema a nivel mundial.

La noticia que creo con la narrativa sobre la propuesta que dará México ante la asamblea general de las Naciones Unidas con el Plan Mundial de “Fraternidad y Bienestar” es la muestra de cómo el presidente desea que los estados miembros y los más poderosos, los del G20, se fraternicen para hacer una sociedad mundial más justa y más igualitaria; la misma federación rusa difiere de la postura del presidente del consejo de seguridad, ya que los interés económicos mundiales desperdigan debido a la geopolítica aplicada en cada región del mundo.

No podemos generalizar acciones de bienestar en los países porque la naturaleza misma de éstos da cuenta de sus prioridades y se alejan debido a sus propias realidades, cada país vive su propia agenda de seguridad, y que hoy es tema de encuentro porque el narcotráfico mexicano está mermando en alguno de ellos, y de eso no se habló, tampoco se establecieron estrategias específicas sobre la migración que son los temas que realmente ocupan al consejo.

El presidente López Obrador, cumplió su objetivo al colocar a México en agenda internacional con su intervención en asamblea de consejo en ONU, pero también criticó a los anfitriones en su propia casa, situación que dejo mal visto a nuestro país en las prácticas de las diplomacias internacionales, su intención hermanar a los 15 miembros, el resultado, la exposición de lo que sucede en el interior de esta gran nación.

aleidaad@outlook.com